FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO 2007 COBERTURA ESPECIAL

FESTIVAL INTERNACIONAL CERVANTINO 2007 COBERTURA ESPECIAL

Recuerdan a Ramón Montes de Oca en sentido homenaje musical

  • Con la intención de valorar la labor del fallecido Ramón Montes de Oca, músicos colegas y amigos le dedicaron un concierto
  • Además de este homenaje in memorian, la maestra Ana Lara entregó un reconocimiento al compositor guanajuatense Joaquín Gutiérrez Heras

http://www.festivalcervantino.gob.mx/fic35/?q=node/83

Amigos, colegas de oficio, compañeros y alumnos del maestro Ramón Montes de Oca, abarrotaron el Salón del Consejo Universitario de la Universidad de Guanajuato, este 9 de octubre por la tarde, para tomar parte de un sentido homenaje musical al desaparecido compositor, cuyo recuerdo se hizo presente en el recinto y lo colmó de melancolía.
Los pianistas Ana Cervantes y Rodolfo Ponce Montero, estuvieron dentro de los invitados especiales que encabezaron el Homenaje a Ramón Montes de Oca, organizado por el 35 Festival Internacional Cervantino, que inició con la participación de Ana Lara, coordinadora del programa de música contemporánea, quien enalteció el gran trabajo que el maestro realizó para enriquecer, apoyar y difundir la creación y ejecución del repertorio actual.
“Celebramos la vida de nuestro amigo, aunque preferiríamos estuviera aquí”, dijo Lara, arrancando el aplauso emotivo de los asistentes al Salón del Consejo Universitario, que de esta manera demostró su admiración y respeto al fallecido Montes de Oca.
El primero en tocar aquellas piezas que Montes de Oca dejó como legado, fue el pianista Rodolfo Ponce Montero. Con visible emoción y sentimiento, interpretó Nocturno (1990), Vestigio de Sombras (1995) y Cinco Parajes de Invierno.
Al término de su ejecución, con los ojos enrojecidos, fue el primero en recibir el cálido aplauso del público, para pasar la estafeta a Wendy Holdaway quien, con un brillante y rojo fagot retomó las notas de Laberinto de Espejos (1990), también de la autoría del recordado creador.
La segunda parte del programa inició con el flautista Roberto Morales y una pieza propia titulada Para Ramón, con la cual llevó a los asistentes por un laberinto sonoro, que en momentos se asemejaba al tímido paso del viento por la rendija de una ventana y en otros a sonidos distorsionados, resultado del uso de una computadora como extensión musical.
A Morales le siguió Ana Cervantes, quien interpretó la última obra escrita por Montes de Oca escribió, Ecos del llano que, recordó la pianista, le fue entregada el 13 de agosto de 2006 y fue estrenada en octubre del mismo año en la fiesta del espíritu, como parte del proyecto Rumor de páramo.
Para cerrar el homenaje in memorian, el Ensamble Ehecalli interpretó Silencio del llano, de Luis Cibrián Garcíay Una pequeña despedida, de Joaquín Gutiérrez Heras, quienes con rostros desencajados, trajeron a la memoria de los asistentes la labor del maestro Montes de Oca y lo doloroso de su inesperada partida, ocurrida en noviembre pasado.
La maestra Lara intervino antes de finalizar el concierto, para entregar al maestro Joaquín Gutiérrez Heras —quien a finales de 2007 cumplirá 80 años— un reconocimiento por su labor dentro de la música.
Al concluir el homenaje, el público volvió a lanzar una larga ovación a los músicos que a través de sus interpretaciones o creaciones, recordaron el compromiso de Montes de Oca con el repertorio contemporáneo, pero sobre todo, esa sentida ondanada de aplausos se convirtió en reconocimiento franco a un querido compositor, compañero, amigo y maestro.
***************************

Único, el ímpetu de la sangre latina de la Compañía Nacional de Danza: Dariusz Blajer

  • Presenta en el Cervantino tres espectáculos donde muestra la diversidad de géneros que abarca: Romeo y Julieta, La sílfide y el escocés y un homenaje a Cri-Crí
  • El público mexicano debe conocer las cualidades que han llevado a la agrupación a ser reconocida en el extranjero, comentó el director

http://www.festivalcervantino.gob.mx/fic35/?q=node/513

Después de ocho años de ausencia en el Festival Internacional Cervantino y con el firme propósito de que el público mexicano sea testigo de su trabajo, el cual ha sido reconocido en el extranjero, la Compañía Nacional de Danza (CND) vuelve a Guanajuato con tres puestas coreográficas: Romeo y Julieta, La sílfide y el escocés, y Homenaje a Francisco Gabilondo Soler, Cri-Crí.
En conferencia de prensa, el director de la agrupación, Dariusz Blajer, quien estuvo acompañado por el coreógrafo José Luis González, los bailarines solistas Agustina Galizzi, Erick González, y la bailarina Miriam González, señaló que las presentaciones que tendrá en la fiesta del espíritu muestran las cualidades y la diversidad de géneros dancísticos que abarca la agrupación, pues La sílfide y el escocés es básicamente ballet clásico; Romeo y Julieta, neoclásico y, el homenaje a Cri-Crí, contemporáneo.
Por ello, para el líder es muy difícil compararse con otras compañías extranjeras, “hay mejores escuelas de ballet que las mexicanas: la rusa, inglesa y francesa, pero estos bailarines no tienen el ímpetu de la sangre latina, que se ve diferente entre un ballet y otro con las mismas coreografías”, dijo.
El espectáculo dancístico-coral preparado en homenaje a Gabilondo Soler es un esfuerzo conjunto que se ha venido trabajando desde hace seis meses con Eugenio Toussaint, en los arreglos musicales, los bailarines de la CND y el Coro de Madrigalistas, refirió Blajer.
Al respecto, José Luis González comentó que este trabajo tiene entre sus propósitos mostrar a las nuevas generaciones la importancia que tiene Cri-Crí en la cultura mexicana. El coreógrafo explicó que pese a no haberse educado con esta música, el espectáculo le ha exigido implementar elementos teatrales para contar cada una de las historias planteadas en las canciones. Esta experiencia, al igual que a sus compañeros bailarines, le ha permitido descubrir al compositor.
Para la bailarina Miriam González, quien interviene en la mayoría de las piezas, el homenaje a Gabilondo Soler se ha convertido en un proceso de unión, entre todos los que integran el espectáculo y aunque cada pieza tiene su complejidad, los temas que se trabajan: amor, felicidad y honestidad, son sencillos en escena y cercanos al público.
Redescubrir a los autores y sus obras, no sólo ha sucedido en el homenaje que la compañía preparó para Soler, pues Dariusz Blajer también comentó que, en lo particular, la puesta dancística que hicieron de La sílfide y el escocés,
Después de ocho años de ausencia en el Festival Internacional Cervantino y con el firme propósito de que el público mexicano sea testigo de su trabajo, el cual ha sido reconocido en el extranjero, la Compañía Nacional de Danza (CND) vuelve a Guanajuato con tres puestas coreográficas: Romeo y Julieta, La sílfide y el escocés, y Homenaje a Francisco Gabilondo Soler, Cri-Crí.
En conferencia de prensa, el director de la agrupación, Dariusz Blajer, quien estuvo acompañado por el coreógrafo José Luis González, los bailarines solistas Agustina Galizzi, Erick González, y la bailarina Miriam González, señaló que las presentaciones que tendrá en la fiesta del espíritu muestran las cualidades y la diversidad de géneros dancísticos que abarca la agrupación, pues La sílfide y el escocés es básicamente ballet clásico; Romeo y Julieta, neoclásico y, el homenaje a Cri-Crí, contemporáneo.
Por ello, para el líder es muy difícil compararse con otras compañías extranjeras, “hay mejores escuelas de ballet que las mexicanas: la rusa, inglesa y francesa, pero estos bailarines no tienen el ímpetu de la sangre latina, que se ve diferente entre un ballet y otro con las mismas coreografías”, dijo.
El espectáculo dancístico-coral preparado en homenaje a Gabilondo Soler es un esfuerzo conjunto que se ha venido trabajando desde hace seis meses con Eugenio Toussaint, en los arreglos musicales, los bailarines de la CND y el Coro de Madrigalistas, refirió Blajer.
Al respecto, José Luis González comentó que este trabajo tiene entre sus propósitos mostrar a las nuevas generaciones la importancia que tiene Cri-Crí en la cultura mexicana. El coreógrafo explicó que pese a no haberse educado con esta música, el espectáculo le ha exigido implementar elementos teatrales para contar cada una de las historias planteadas en las canciones. Esta experiencia, al igual que a sus compañeros bailarines, le ha permitido descubrir al compositor.
Para la bailarina Miriam González, quien interviene en la mayoría de las piezas, el homenaje a Gabilondo Soler se ha convertido en un proceso de unión, entre todos los que integran el espectáculo y aunque cada pieza tiene su complejidad, los temas que se trabajan: amor, felicidad y honestidad, son sencillos en escena y cercanos al público.
Redescubrir a los autores y sus obras, no sólo ha sucedido en el homenaje que la compañía preparó para Soler, pues Dariusz Blajer también comentó que, en lo particular, la puesta dancística que hicieron de La sílfide y el escocés, ha sido una grata sorpresa por la sencillez del discurso.
Después de ocho años de ausencia en el Festival Internacional Cervantino y con el firme propósito de que el público mexicano sea testigo de su trabajo, el cual ha sido reconocido en el extranjero, la Compañía Nacional de Danza (CND) vuelve a Guanajuato con tres puestas coreográficas: Romeo y Julieta, La sílfide y el escocés, y Homenaje a Francisco Gabilondo Soler, Cri-Crí.
En conferencia de prensa, el director de la agrupación, Dariusz Blajer, quien estuvo acompañado por el coreógrafo José Luis González, los bailarines solistas Agustina Galizzi, Erick González, y la bailarina Miriam González, señaló que las presentaciones que tendrá en la fiesta del espíritu muestran las cualidades y la diversidad de géneros dancísticos que abarca la agrupación, pues La sílfide y el escocés es básicamente ballet clásico; Romeo y Julieta, neoclásico y, el homenaje a Cri-Crí, contemporáneo.
Por ello, para el líder es muy difícil compararse con otras compañías extranjeras, “hay mejores escuelas de ballet que las mexicanas: la rusa, inglesa y francesa, pero estos bailarines no tienen el ímpetu de la sangre latina, que se ve diferente entre un ballet y otro con las mismas coreografías”, dijo.
El espectáculo dancístico-coral preparado en homenaje a Gabilondo Soler es un esfuerzo conjunto que se ha venido trabajando desde hace seis meses con Eugenio Toussaint, en los arreglos musicales, los bailarines de la CND y el Coro de Madrigalistas, refirió Blajer.
Al respecto, José Luis González comentó que este trabajo tiene entre sus propósitos mostrar a las nuevas generaciones la importancia que tiene Cri-Crí en la cultura mexicana. El coreógrafo explicó que pese a no haberse educado con esta música, el espectáculo le ha exigido implementar elementos teatrales para contar cada una de las historias planteadas en las canciones. Esta experiencia, al igual que a sus compañeros bailarines, le ha permitido descubrir al compositor.
Para la bailarina Miriam González, quien interviene en la mayoría de las piezas, el homenaje a Gabilondo Soler se ha convertido en un proceso de unión, entre todos los que integran el espectáculo y aunque cada pieza tiene su complejidad, los temas que se trabajan: amor, felicidad y honestidad, son sencillos en escena y cercanos al público.
Redescubrir a los autores y sus obras, no sólo ha sucedido en el homenaje que la compañía preparó para Soler, pues Dariusz Blajer también comentó que, en lo particular, la puesta dancística que hicieron de La sílfide y el escocés, ha sido una grata sorpresa por la sencillez del discurso.
Erick Rodríguez, bailarín que encarnará a Romeo, comentó que en la interpretación de la historia de Shakespeare, se ha respetado la versión original de Auguste Bournoville y la música de Hermann von Løvenskjold.
La Compañía Nacional de Danza presenta este martes 9 de octubre a las 21:00 horas, Romeo y Julieta,en el Teatro Juárez; un día después, el día 10 a las 20:00 horas, el Homenaje a Cri-Crí, en la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas, y el 12 del mismo mes, a las 20:30 horas, ofrecerá La sílfide y el escocés, de Terrence S. Orr, en el Teatro Manuel Doblado de León, Guanajuato, como parte de las actividades del 35 Festival Internacional Cervantino.
Erick Rodríguez, bailarín que encarnará a Romeo, comentó que en la interpretación de la historia de Shakespeare, se ha respetado la versión original de Auguste Bournoville y la música de Hermann von Løvenskjold.
La Compañía Nacional de Danza presenta este martes 9 de octubre a las 21:00 horas, Romeo y Julieta,en el Teatro Juárez; un día después, el día 10 a las 20:00 horas, el Homenaje a Cri-Crí, en la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas, y el 12 del mismo mes, a las 20:30 horas, ofrecerá La sílfide y el escocés, de Terrence S. Orr, en el Teatro Manuel Doblado de León, Guanajuato, como parte de las actividades del 35 Festival Internacional Cervantino.
ha sido una grata sorpresa por la sencillez del discurso.
Erick Rodríguez, bailarín que encarnará a Romeo, comentó que en la interpretación de la historia de Shakespeare, se ha respetado la versión original de Auguste Bournoville y la música de Hermann von Løvenskjold.
La Compañía Nacional de Danza presenta este martes 9 de octubre a las 21:00 horas, Romeo y Julieta,en el Teatro Juárez; un día después, el día 10 a las 20:00 horas, el Homenaje a Cri-Crí, en la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas, y el 12 del mismo mes, a las 20:30 horas, ofrecerá La sílfide y el escocés, de Terrence S. Orr, en el Teatro Manuel Doblado de León, Guanajuato, como parte de las actividades del 35 Festival Internacional Cervantino.
*******************************

Intuición e improvisación, guías de La Rana Sorda para sonorizar filme de Jean Cocteau

  • Mauricio Valdés San Emeterio y Víctor Manuel Rivas Dávalos, integrantes del ensamble, crearán música electroacústica para la proyección de La sangre del poeta
  • La presentación tendrá lugar el miércoles 10 de octubre, a las 12:00 horas, en el Salón del Consejo Universitario

http://www.festivalcervantino.gob.mx/fic35/?q=node/73
A través de improvisaciones musicales producidas con instrumentos electrónicos, acústicos y computadoras, el ensamble La Rana Sordasonorizará durante el 35 Festival Internacional Cervantino el filme de Jean Cocteau, La sangre del poeta, cuyos ambientes y sonidos serán evocados por este dueto guanajuatense y músicos invitados, el miércoles de 10 octubre en el Salón del Consejo Universitario, de la Universidad de Guanajuato.

“No se trata de una banda sonora, sino de vincular la tecnología (audio y video) con el lenguaje musical, donde el público pueda experimentar lo que quiera, pues no buscamos enfocar la sincronía entre imagen y música en algún elemento, atmósfera o sentimiento específico. Simplemente queremos que la música fluya y que los asistentes imaginen y sientan lo que deseen”, explicó en conferencia de prensa, Mauricio Valdés San Emeterio, acompañado por Víctor Manuel Rivas con quien integra la dupla.

A decir de Valdés, el proyecto no está fincado en una línea dramática previamente visualizada, sino en emociones intuitivas de los músicos, quienes crearán e inventarán sus sonidos conforme transcurra la proyección cinematográfica. “En este juego lúdico las imágenes no limitarán la imaginación de los intérpretes, pues existe una empatía musical donde cada uno sabe lo que tiene que hacer”.

Interactuar con otras disciplinas artísticas, donde la música y el sonido se convierten en una parte integral de la obra misma, ha provocado que los miembros de La Rana Sordaconviertan la tecnología en una extensión de su talento, dijo Víctor Manuel Rivas Dávalos, el otro integrante del ensamble. Juntos, Rivas y Valdés han desarrollado esta exploración musical, semejante a lo que Art Zoyd realizó hace un par de años, en el Auditorio Nacional, con el largometraje alemán Metrópolis, de Fritz Lang.

Ésta cinta, filmada en 1930 (cuando se empezaban a incorporar los sonidos) e integrada por cuatro historias diferentes que retratan una personal incursión en los miedos y obsesiones de un poeta, su relación con el mundo que le rodea y la eterna preocupación por el tema de la muerte, será proyectada —sólo en las partes no habladas— durante 65 minutos aproximadamente.

A la fecha, La Rana Sorda ha musicalizado largometrajes como La pasión de Juana de Arco, deCarl Theodor Dreye; La Edad de Oro, de Luis Buñuel, y Viva México, de Sergei Eisenstein, entre otros.

El grupo mexicano de música experimental La Rana Sorda se ha desarrollado durante 10 años en el mundo de la electroacústica, el arte sonoro, el videoarte, audio instalación y objetos sonoros.

De manera independiente, sus integrantes han colaborado y formado parte de varias agrupaciones, como lo fue en su tiempo el Ensamble de Medios Interactivos del LIM (Laboratorio de Informática Musical), dirigido por Roberto Morales, o el Crumble Ensamble, dentro de la fundación PHONOS y el Music Technology Group de la Universidad Pompeu Fabra, de Barcelona, España.

La proyección se realizará el miércoles 10 de octubre, a las 12:00 horas, en el Salón del Consejo Universitario de la Universidad de Guanajuato, dentro de la programación del 35 Festival Internacional Cervantino.
*********************************

Seduce al público joven personalidad de Barca, vocalista de Silicone Pumpgun

  • La agrupación austriaca se presentó dentro de las actividades del 35 Festival Internacional Cervantino, en la Explanada de la Alhóndiga de Granaditas
  • Los músicos avecindados en Austria han trabajado juntos desde 2001, con una propuesta que mezcla sonidos electrónicos con ritmos como elhip-pop y el R&B

http://festivalcervantino.gob.mx/fic35/?q=node/75

La desenvoltura y el juego vocal de Barca Baxant, cantante de Silicone Pumpgun, fueron lo más destacado del concierto que ofreció la agrupación austriaca, la noche del lunes 8 de octubre, como parte de las actividades musicales dedicadas especialmente al público joven, en la 35 edición del Festival Internacional Cervantino.
“México, México” fue el saludo con el que los europeos iniciaron la velada en punto de las 20:03 horas, interpretando Karumba, pieza en la quese bosquejó el estilo sonoro que Mr. Callrider ha proyectado para la agrupación a través de sus sampleos y percusiones.
Desde que apareció en el escenario, la atractiva personalidad de Barca magnetizó las miradas, especialmente del público masculino. Ataviada con un pequeño short de mezclilla, una entallada camiseta blanca y un diminuto chaleco dorado, la originaria de la República Checa mostró una actitud desenfadada, desplazándose por todo el escenario, captando así la atención de los asistentes.
El beat de los europeos retumbó en las bocinas proponiendo por momentos ritmos poderosos, durante los que diversos grupos de jóvenes de distintos sitios del graderío, se animaron a bailar y acompañar con sus palmas las melodías, especialmente en la segunda parte del show.
Durante el concierto −de 60 minutos− el viento jugueteó con el cabello rubio y ondulado de la cantante, quien aprovechó sus descansos entre canción y canción para refrescarse la garganta tomando agua y saludar a los asistentes.
Justin Case, el bajista invitado que los acompaña en sus giras, agradeció al público asistente a la explanada de la Alhóndiga −alrededor de 3 mil 500 personas− expresando: “Es genial estar aquí, gracias por venir”. Mientras, la también actriz realizó bailes a lo largo del concierto que remitieron tanto a movimientos estilo militar, como a juguetones pasos de ballet, saltos desorientados o coreografías desenfadadas.
El electropop de los europeos, que por momentos tuvo tintes de hip-hop o R&B, se hizo presente en temas como Fun fun fun, Shark, Bangaluga, Make you move, y Remember en donde la voz de Barca entonó frases como: “cierra los ojos, respira profundo y recuerda”, además de Arriva, canción que aparecerá en su nuevo álbum.
Tal y como habían manifestado en la conferencia de prensa, los músicos salieron a divertirse en el escenario −que contó como apoyo visual únicamente con la iluminación− y aunque durante el show agradecieron al público en español, su nulo entendimiento de nuestro idioma fue obstáculo para que conectaran de lleno con los asistentes.
La también compositora, de 29 años, comenzó el cierre de la ventosa velada entonando una canción en checo, aunque el último tema de la noche, a petición de algunos sectores del público, fue Whole world con Mr. Callrider al micrófono.

3 comments so far

  1. mikeyx on

    I Love Hiphop Music

  2. omar on

    hello compas q morros q hacen mi correo es hidtb@hotmail.com agregenme yo soy buen compa

  3. omar on

    pero rapido por q me acabo jajajja


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: